Mandil de antiguo maestro masón

 

Los principios que subyacen la práctica de la Masonería son de elemental concepción pero de trascendental importancia para que los Masones se encaminen hacia el perfeccionamiento espiritual.

 

El estudio de la Ciencia en su acepción más amplia y no solo restringida a la concepción positiva de ella

La práctica de la Virtud; no como el resultado de la imposición de una moral revelada sino como el acercamiento a una moral natural que tiene como centro el Bien.

El desarrollo del Trabajo para que las enseñanzas se trasladen al bienestar de la persona.

 

Estos principios se consolidan en actuaciones que distinguen al Masón, como son:

 

*                 Vivir con honorabilidad, en armonía interna y externa y con amor fraternal

*                 Tolerar y respetar la diversidad de la Humanidad

*                 Procurar por una sociedad justa y con justicia

*                 Defender e impulsar la dignidad de las personas

*                 Mejorar la condición Humana en lo espiritual y en lo material

*                 Inculcar en la sociedad y en las personas un comportamiento moral y ético

 Y para que estas actuaciones sean verdaderamente efectivas, los Masones deben desarrollar, a través del trabajo en Logia:


*                
Libertad de conciencia

*                 Libertad de expresión

*                 Búsqueda de la verdad

*                 Independencia de conceptos preconcebidos

*                 Visión holística de la Naturaleza

 El trabajo en Logia se desenvuelve en un ámbito donde las enseñanzas están veladas en alegorías e ilustradas por símbolos que se encuentran en la raíz de la progresividad iniciática.

 


Anterior


Siguiente


Pulse para volver al menú

 [Envíe un correo a la Logia ]- [Libro de Visita ] - [Imprimir Página]